Posicionamiento de FeMPINRA ante el proyecto de ampliación portuaria en Montevideo

dnegocios
dnegocios Noticias

La reciente aprobación de la Comisión Administradora del Río de la Plata para profundizar el canal de acceso al puerto de Montevideo ha desencadenado reacciones encontradas en la vecina orilla.


Hechos claves
  • La Federación Marítima Portuaria de Argentina rechaza la profundización del canal de Montevideo a 14 metros.
  • La disputa revela ausencia de política exterior coherente en Argentina respecto a la gestión portuaria.
  • Conversaciones técnicas entre Argentina y Uruguay buscan superar diferencias sostenidas por una década.
  • Uruguay celebra el proyecto como un paso adelante para su infraestructura portuaria y logística.
  • La ampliación podría posicionar a Montevideo como el hub logístico regional principal, afectando a Buenos Aires, según FeMPINRA.

 

Según informa el portal argentino Pescare, este proyecto, que pretende incrementar el calado de 13 a 14 metros, ha sido objeto de firme oposición por parte de la Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (FeMPINRA), argumentando preocupaciones sobre las repercusiones que tal desarrollo podría tener en la política exterior y logística de Argentina.

Oposición sindical y política

La FeMPINRA ha expresado su descontento con la decisión, señalando la falta de una política exterior coherente por parte de Argentina en lo que respecta a la gestión de sus puertos y vías navegables.

La crítica no solo se centra en la profundización propuesta, sino también en la gestión del puerto de Buenos Aires y la promoción del puerto de La Plata como alternativa principal.

Esta situación, según la federación, pone en evidencia una serie de decisiones políticas y estratégicas cuestionables que han sido tomadas sin un análisis profundo o considerando las implicancias a largo plazo para el país.

El futuro de la logística en el Río de la Plata, presenta desafíos y oportunidades.
El futuro de la logística en el Río de la Plata, presenta desafíos y oportunidades. Foto: David Dibert.

Un conflicto de larga data

La controversia no es reciente; se remonta a la era del expresidente Carlos Menem, cuando se comenzó a vislumbrar la aspiración de Uruguay de convertirse en el puerto Hub del Cono Sur.

FeMPINRA ha señalado esta tendencia como una «amenaza latente», argumentando que la falta de claridad y dirección en la legislación argentina respecto al uso de vías navegables compartidas ha beneficiado desproporcionadamente a los puertos uruguayos, en detrimento de los intereses argentinos.

Avances y diálogo bilateral

A pesar de las tensiones, recientes diálogos técnicos entre Argentina y Uruguay han marcado el inicio de un proceso de entendimiento mutuo.

Se ha establecido una agenda para profundizar el canal de acceso del puerto de Montevideo, incluyendo la formación de una comisión técnica bilateral.

Este esfuerzo conjunto busca superar las diferencias sostenidas durante la última década, facilitando finalmente el avance de los proyectos de infraestructura portuaria que beneficiarían a ambos países.

Perspectivas uruguayas

En Uruguay, la ampliación del calado se celebra como un logro, alineado con las prioridades del gobierno. Se considera un paso adelante en el desarrollo de un sistema portuario eficiente que serviría como polo logístico regional, ofreciendo una salida estratégica para los productos de una zona extensa.

La visión de Uruguay es claramente optimista respecto a los beneficios logísticos y económicos que este proyecto podría traer.

— Foto de portada: David Dibert.

| Te puede interesar

Comentarios