Mucho más que noticias

Suba del dólar por reducción del Banco Central

dnegocios
dnegocios Economía

La reciente decisión del Banco Central del Uruguay (BCU) de reducir la tasa de interés en 50 puntos básicos, llevándola de 11,25% a 10,75%.

El BCU tomó esta medida con el objetivo de mantener «la fase contractiva de la política monetaria» y debido a que la inflación se mantuvo dentro del rango meta en el último año.

Se destaca que la inflación interanual cerró en 5,98% en junio, y la inflación subyacente, que excluye frutas, verduras y combustibles, se ubicó en 5,2%. E

Esta reducción en las tasas de interés ha generado reacciones dispares, con algunos expertos considerándola insignificante y otros celebrando el alivio que podría brindar al tipo de cambio.

Tabla de contenidos

Hechos claves

¿Cuál fue la reducción de la tasa de interés decidida por el BCU?El Banco Central del Uruguay (BCU) redujo la tasa de interés en 50 puntos básicos, llevándola de 11,25% a 10,75%.
¿Por qué el BCU decidió reducir las tasas de interés?El BCU tomó esta medida para mantener la fase contractiva de la política monetaria y debido a que la inflación se mantuvo dentro del rango meta.
¿Cómo reaccionaron los expertos ante la reducción de las tasas de interés?Algunos expertos consideran que la reducción es insignificante, mientras que otros celebran el alivio que podría brindar al tipo de cambio.
¿Cuál es el impacto en el tipo de cambio después de la reducción de tasas?Después de varias semanas de estabilidad, el dólar experimentó un aumento y cerró en $ 38,30.
¿Cuáles son las perspectivas futuras en cuanto a la inflación y las tasas de interés?Se espera que la inflación y las expectativas converjan en el horizonte de política monetaria a 24 meses, y el BCU continuará monitoreando su evolución.

El contexto económico y la decisión del BCU

El Banco Central del Uruguay (BCU) anunció recientemente una reducción de 50 puntos básicos en la tasa de interés, llevándola de 11,25% a 10,75%.

Esta medida se enmarca en la estrategia de mantener «la fase contractiva de la política monetaria» y busca garantizar que la inflación se mantenga dentro del rango meta establecido.

Según el comunicado del BCU, la inflación interanual cerró en junio en un nivel que no se observaba desde 2009 y 2017, situándose en 5,98%. Además, se destaca que la inflación subyacente, que excluye frutas, verduras y combustibles, se ubicó en 5,2%.

El BCU también analiza el panorama económico global, señalando que existen diferencias entre el dinamismo de algunos sectores vinculados a los servicios y la contracción de la industria manufacturera.

A nivel regional, se observa una desaceleración en las principales economías, así como señales de desaceleración en la economía china. En Brasil, el Producto Interno Bruto (PIB) creció más de lo esperado, mientras que en Argentina se revisaron a la baja las perspectivas de crecimiento para el presente año.

En el caso de Uruguay, se destaca que la actividad experimentó un incremento del 0,9% en el primer trimestre del año, con proyecciones de contracción para el segundo trimestre y una leve recuperación en el tercer trimestre de 2023.

Teniendo en cuenta este contexto, el BCU decidió mantener la fase contractiva de la política monetaria y fijar la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 10,75%.

Los futuros movimientos de la tasa de interés estarán condicionados por la evolución de la inflación y sus expectativas en el horizonte de 24 meses.

Reacciones ante la reducción de las tasas de interés

La decisión del BCU de reducir las tasas de interés ha generado reacciones dispares en el ámbito económico.

Algunos expertos consideran que esta reducción es insignificante y no tendrá un impacto significativo en la producción y las exportaciones. Critican que la inflación se haya reprimido justo antes de las negociaciones salariales, lo que podría afectar los pronósticos de inflación.

Por otro lado, varios actores políticos y el sector agroexportador han celebrado la reducción de las tasas de interés. El senador del Partido Nacional, Sebastián Da Silva, ha expresado su satisfacción por esta medida, ya que considera que brinda un alivio al reclamo de competitividad que se ha realizado durante mucho tiempo.

El sector agroexportador también ha mostrado su respaldo a esta decisión, especialmente debido a la apreciación del peso uruguayo frente al dólar en los últimos meses.

Es importante destacar que la reducción de la tasa de interés fue mayor a la esperada por algunos analistas. Ante la sorpresa de una inflación por debajo de lo esperado, el mercado anticipaba una reducción de 25 puntos básicos en las tasas de interés. Sin embargo, el BCU optó por una reducción más significativa.

La reciente decisión del BCU de reducir las tasas de interés ha generado reacciones dispares en el ámbito económico. Aunque algunos expertos consideran que esta reducción es insignificante, otros celebran el alivio que podría brindar al tipo de cambio y a la competitividad. 

Impacto en el tipo de cambio y perspectivas futuras

Uno de los efectos más destacados de la reducción de las tasas de interés ha sido el aumento del tipo de cambio. Después de varias semanas de estabilidad, el dólar ha experimentado un incremento en los últimos días y ha cerrado en $ 38,30.

En lo que va del año, la divisa ha experimentado una caída del 4,34%. Este aumento del dólar puede ser considerado como un efecto positivo para aquellos sectores que han solicitado una mayor competitividad y una depreciación del peso uruguayo.

En cuanto a las perspectivas futuras, se espera que la inflación y las expectativas converjan en el horizonte de política monetaria a 24 meses. El BCU continuará monitoreando la evolución de la inflación y sus expectativas para determinar los futuros movimientos de la tasa de interés.

Se espera que las próximas mediciones reflejen una reducción adicional en las expectativas de inflación.

Vínculos de interés

Comentarios