Fallece Roberto Fleitas, emblema del fútbol uruguayo y campeón con Nacional

«Licenciado» GonzoALO
«Licenciado» GonzoALO Deportes

En un triste acontecimiento para el mundo del fútbol, el pasado domingo se confirmó el fallecimiento de Roberto Fleitas a la edad de 91 años. Este distinguido director técnico dejó una huella imborrable en el deporte, y en mi persona.


Hechos claves
  • Roberto Fleitas falleció a los 91 años, dejando un legado inolvidable en el fútbol uruguayo.
  • Conquistó la Copa América con Uruguay en 1987 y la Copa Libertadores e Intercontinental con Nacional.
  • Dirigió equipos destacados como Liverpool, Rampla Juniors, Progreso, y Peñarol, además de su éxito internacional.
  • Se consagró campeón uruguayo con Nacional en 1992, añadiendo a su lista de logros nacionales e internacionales.
  • Su carrera incluyó un breve paso por el fútbol venezolano, dirigiendo al Atlético Falcón.

 

Este arquitecto, detrás de históricos triunfos tanto a nivel de clubes como con la selección nacional, fue mi primer entrevistado. Él abrió la puerta de su casa, a un pequeño grupo de niños que dirigían el periódico escolar de la Escuela José Pedro Bellán, situada en el límite que separa los barrios Belvedere y Paso Molino.

Su eterna paciencia, y afable personalidad, le permitió sobrellevar nuestras inocentes preguntas. 

Hoy, más de 35 años después de esa entrevista, me toca escribir sobre su partida.

Una carrera legendaria

Fleitas, recordado por su brillantez táctica y liderazgo, se consagró primero en el ámbito internacional con la selección de Uruguay durante la Copa América de 1987 celebrada en Argentina.

Recordando a Roberto Fleitas: campeón de América y del mundo.
Recordando a Roberto Fleitas: campeón de América y del mundo.

En aquel torneo, Uruguay demostró su supremacía al vencer en semifinales a la entonces campeona del mundo, Argentina, con Diego Maradona en sus filas, y posteriormente a Chile en la final, ambos partidos con un marcador de 1-0.

No obstante, su éxito no se limitó a la selección. Un año más tarde, en octubre de 1988, Roberto Fleitas llevó al Club Nacional de Football a la cúspide del fútbol sudamericano. Tras derrotar a Newell's Old Boys de Rosario con un contundente 3-0 en la segunda final de la Copa Libertadores, Nacional se alzó con el título, consolidando su dominio en el continente.

Triunfos a nivel nacional e internacional

Además de sus logros internacionales, Fleitas tuvo una carrera destacada a nivel local. Ganador del Torneo Competencia en 1985 con el Club Atlético Progreso, y más tarde, el Campeonato Uruguayo de Primera División en 1992 con Nacional.

Su trayectoria como entrenador comenzó en Liverpool FC de Montevideo, extendiéndose a equipos como Rampla Juniors, Progreso, La Luz, Central Español, e incluso un breve periodo en Peñarol. Fleitas también exploró horizontes internacionales, dirigiendo al Atlético Falcón en Venezuela.

El punto culminante de su carrera llegó en diciembre de 1988, cuando disputó la final del mundo en Tokio contra el PSV Eindhoven de Holanda.

El encuentro, que finalizó con un empate 2-2, se decidió por penales, donde Nacional emergió victorioso con un marcador de 7-6, eternizando a Fleitas y su equipo en la historia del fútbol mundial.

Un legado imborrable

La partida de Roberto Fleitas marca el fin de una era dorada para el fútbol uruguayo. Su legado, sin embargo, perdura en cada trofeo que levantó y en las memorias de aquellos que tuvieron el privilegio de verlo dirigir y conocerlo personalmente.

Fleitas no solo fue un estratega excepcional, sino también un formador de talentos y un embajador del fútbol uruguayo en el mundo.

Su contribución al deporte rey es un testimonio de pasión, dedicación y excelencia, valores que trascenderán generaciones.

El mundo del fútbol despide a un verdadero campeón, cuyo nombre quedará grabado en la historia con letras de oro, y más humildemente, en la memoria de este niño que soñaba con ser periodista, y que hoy le rinde tributo.

— Foto de portada: AUF.

| Te puede interesar

Comentarios