Remates Judiciales en Uruguay

Remates Judiciales en Uruguay

Quizás hayas escuchado hablar sobre los remates judiciales en nuestro país, pero no estás seguro que significa, ni cuales son las diferencias que tienen con otro tipos de remates. En este artículo te vamos a contar que son los remates judiciales, cual es su objetivo, que actores participan, entre otros detalles que es conveniente que conozcas si vas a participar en un remate judicial en Uruguay.

Tabla de contenidos

¿Qué es un remate judicial?

En Uruguay podemos decir que un remate judicial es una venta forzada de un bien (inmuebles, muebles o semovientes) de un deudor, cuyo venta es necesaria para cubrir una deuda que se tiene con el demandante. 

Se puede decir que el remate judicial es la etapa más avanzada en la gestión judicial de cuentas morosas. En esta etapa, y en función de las normas legales procesales que establece el Código General del Proceso (C.G.P.) y que son aplicables en nuestro país, se solicita y obtiene del Poder Judicial, el desapoderamiento de las propiedades del deudor y se procede, a través de la subasta, a la obtención de fondos monetarios, con el objetivo de poder satisfacer el crédito que se ha generado por una omisión de pago.

El aspecto mencionado en el párrafo anterior es una de las artistas de los remates judiciales, dado que también puede presentarse subastas de índole judicial, en donde se efectúen liquidaciones de condominios y sucesiones indivisas producto de un conflicto en la separación de los bienes, o que directamente se prefiera la venta del bien. 

Consideraciones general sobre los remates judiciales

Es importante conocer algunas aspectos generales que te serán de utilidad al momento de asistir a una remate judicial en Urguuay. Para eso vamos a utilizar una excelente guía que preparó el rematador Sergio Fain en el sitio web de Estudio Bustamante

Podés acceder al artículo completo en el siguiente vínculo: ¿Usted quiere ir a un Remate Judicial? En esta sección haremos un resumen de los puntos claves mencionado por Sergio Fain. 

La importancia de conocer la deudas del bien rematado

En este apartado, el rematador Fain nos dice que:

"Pueden pesar sobre el inmueble una cantidad de deudas que son importantes analizar para saber cómo inciden en nuestra oferta en la subasta."

Sergio Fain separa en tres grupos las deudas, a saber:

Primer grupo de deudas

Conformado por todas las deudas que se encuentran incluidas en el valor ofertado en la subasta, las deudas pertenecientes a este grupo no aumenta el costo de la compra del bien, por ejemplo: Contribución inmobiliaria e Impuesto de Primaria.

Estas deudas quedan incluidas en la oferta de la subasta, aunque hay una excepción en la cual hace hincapié el rematador Sergio Fain, que es la siguiente:

"...la sumatoria de las deudas sea un monto mayor al valor bajada de martillo". 

Y desarrolla el siguiente ejemplo para ilustrar el escenario mencionado anteriormente por Fain:

"[Si] la deuda de Contribución Inmobiliaria e Impuesto de Primaria suman $U 3.000.000 Pesos Uruguayos , y el valor de venta o valor bajada de martillo son $U 2.500.000 Pesos Uruguayos. Esta es la única excepción ya que Usted compro por $U 2.500.000 pero la deuda es de $U3.000.000 por lo que Usted deberá asumir que en realidad compro por el monto de la deuda, es decir $U 3.000.000."

Segundo grupo de deudas

En este grupo se encuentra todas las deudas que tenga el inmueble y cuyo pago tiene que ser por cuenta y cargo del mejor postor. Esto implica que, aparte de lo ofertado, es necesario que el ganador de la subasta pague esas deudas. 

Dentro de esta categoría encontramos los siguientes tipos de deudas:

  • Los tributos domiciliarios (Impuesto de puerta).
  • La tarifa de saneamiento.
  • Adicional mercantil.
  • Recolección de residuos especial. 

Tercer grupo de deudas

Este grupo se encuentra conformado únicamente por las deudas que se generar por gastos comunes

Esto aplica en el caso de que el bien rematado tenga gastos comunes, algo habitual en inmuebles que son propiedades horizontales (PH).

Sin embargo, el rematador Sergio Fain nos advierte que: "En este tema se han escritos ríos de tinta y como habrán escuchado innumerable cantidad de veces existen varias bibliotecas."

En todo caso, es mejor que te asesores con tu profesional de confianza, si en algún momento compras un bien inmueble que tenga una deuda de gastos comunes pendiente en un remate judicial

 

Mmm... tenemos un problema, no pudimos suscribirte. Por favor ¿te animas a probar nuevamente?
 
¡Gracias por suscribirte a dnegocios.uy!
 

Remates en Uruguay

¡No te pierdas ningún remate!