Bienvenidos a la era del talentismo

Bienvenidos a la era del talentismo

12/09/2018

El miércoles 5 de setiembre hizo su debut en Uruguay una de las organizaciones empresariales más potentes de Sudamérica: LIDE, un grupo privado de líderes empresariales que nació en Brasil hace 15 años y está expandiéndose por los cinco continentes.

Para iniciar su operación en Uruguay, organizó un desayuno de networking al que asistieron empresarios de primer nivel deseosos de escuchar las exposiciones de dos conferencistas de lujo: los brasileños Marcos Troyjo y Eugenio Mussak.

El encargado de moderar el primer encuentro en Uruguay fue Rodolfo de Felipe, presidente de LIDE Argentina, que ya cuenta con más de 150 miembros y una agenda de más de 30 actividades al año.

Luego de augurar éxito en la gestión a la CEO de LIDE Uruguay Janice Castro, De Felipe expresó que Uruguay, por su tradición, está llamado a ser gran protagonista y articulador con el resto de los países de la región,y así como hay un Mercosur social y digital, es necesario "impulsar un Mercosur corporativo y empezar a tomar protagonismo”.

 

Del capitalismo al talentismo

Marcos Troyjo, cofundador y director de BRICLab en la Universidad de Columbia (EEUU), donde enseña asuntos internacionales es, además, columnista de opinión para Folha de S. Paulo y comentarista habitual de medios de comunicación globales como CNN en Español y Financial Times. Es también el presidente y fundador del Center for Business Diplomacy, una firma de asesoría global. Su conferencia estuvo basada en cómo deben prepararse los individuos, las empresas y los países para no sucumbir en la nueva era de la industria 4.0.

Una de sus marcas distintivas de esta nueva era, según el profesor Troyjo, es que no estamos más en el universo de la "manufactura" sino de la "mentefactura". En este nuevo contexto, es necesario identificar cuál es el núcleo central de esta nueva economía, así como en la primera revolución industrial fueron los motores de ignición, en la segunda lo fueron las plantas productivas y en la tercera lo fue tener acceso a los microprocesadores.

Sin desconocer la importancia de la tecnología en esta cuarta era, Troyjo prefirió caracterizar a esta nueva época no solamente por un conjunto de tecnología sino por lo llamó "actitud". “Es como que esa actitud nos invitara a dejar nuestros análisis tradicionales de la economía a partir de los factores de producción: trabajo, tierra y capital; y nos fuera posible añadir un nuevo y determinante factor: talento”.

De acuerdo a su análisis, la esencia de esta cuarta revolución industrial o economía 4.0 es el talento, que sería incluso más importante que el capital. Por eso cabría hablar más de “talentismo” que de “capitalismo”, como esencia de esta nueva economía.

Países, empresa e individuos

Llevando los nuevos conceptos a las empresas, Troyjo repasó el caso Montblanc, una empresa que en la era digital se reconvirtió de una empresa de bolígrafos a una empresa de lujo, incorporando segmentos más dinámicos como fragancias y relojes. Hoy, de cada 100 dólares que vende la marca Montblanc, solo 17 vienen de la venta de bolígrafos.

En el marco de la economía 4.0 no fue necesariamente la tecnología el factor predominante de una fase de prosperidad para Montblanc, sino que lo fue su actitud, destacó.

Aquellas empresas que no sigan el proceso que Troyjo llamó “de talento reverso”, en muchos casos, simplemente, desaparecieron, como sucedió con las marcas de lapiceras Schaffer o Parker.

Otro ejemplo interesante que mencionó fue el de Samsung, que originalmente estaba dedicada a tres negocios: la producción de frutas, la comercialización de pescados y mariscos, y una gran industria de peluquería. Para el experto, el proceso de Samsung es otro ejemplo de dejar atrás esas vocaciones iniciales y crear otras.

Desde el punto de vista de naciones, sucede lo mismo. Algunos países, como Corea del Sur o China, son ejemplo de esa metamorfosis hacia más talento.

En el caso de los individuos se da la misma necesidad de reinventarse. “Si eras un contador en Londres en los años 90, trabajando para Deloitte o Price, tener el status de License Legal Accountant era una garantía de empleabilidad y éxito. Hoy, con el avance de la ‘algoritmolandia’, estas funciones que pueden ser rutinizadas son rápidamente sustituidas por máquinas” dijo.

O ese individuo se convierte en una especie de planificador estratégico de las finanzas y la contabilidad de una empresa, o simplemente su utilidad va a desaparecer en el nuevo mercado del trabajo.

Para cerrar, nos dejó una reflexión sobre cómo enfrentar el futuro cada vez más presente. “Estamos en una era en la que los poetas tienen que comprender métodos cuantitativos; los ingenieros tienen que saber leer contratos; los abogados tienen que sustraer y adicionar; es un mundo de capacidades múltiples, y justamente esa multiplicación de talentos es lo que va a crear los diferenciales para que empresas, individuos y países puedan competir en el marco de ese nuevo mundo del talentismo que se impone sobre nosotros”.

Coraje, persistencia y relevancia

Eugenio Mussak, es médico y experto en educación corporativa. Es uno de los conferencistas más requeridos de Brasil en las áreas de liderazgo y gestión de personas. Es director científico de la Asociación Brasileña de Recursos Humanos e integra el Comité de Creación de CONARH –Congresso Brasileño de Recursos Humanos.

Durante su exposición nos hizo reflexionar sobre el liderazgo, sobre nuestros enemigos internos y sobre el talento.

El mundo de hoy no es el de ayer. La fuerza y la competencia que teníamos, el talento que teníamos ayer no sirve para hoy, es necesario transformarlo. Recordando a uno de sus mentores, el filósofo Friedrich Niezstche, Mussak reflexionó sobre la idea del “superhombre” expresada en el libro Así habló Zaratustra.

El superhombre de Niezstche es aquella persona capaz de evolucionar, de crecer, de vencer a sus enemigos internos. ¿”Y Cuáles son nuestros enemigos internos”? es la pregunta que nos invitó a hacernos.

El principal enemigo interno, dijo, es la ignorancia. Y hoy ignorancia no es no saber, sino no aprender. “Tenemos, incluso, que desarrollar la capacidad de desaprender, que no significa olvidar sino añadir nuevos conocimientos todos los días” añadió.

Otro enemigo interno es la pereza, o lo que jocosamente llamó el "instinto de preservación energética".

Un tercer enemigo interno es la arrogancia, “pensar que eres superior al otro, que no necesitamos del otro”. La arrogancia intelectual, de la persona que piensa que ya sabe todo.

Su segundo gran mentor fue Charles Darwin, para quien las personas evolucionamos en base a la selección natural “que no es el más fuerte ni el más rápido sino quien tiene una capacidad mayor para adaptarse a los cambios”. Esto es tal vez una de las principales lecciones para la gestión de las empresas actualmente, señaló.

Talento

A continuación, nos dio una visión sobre el talento, a partir de una gráfica con dos variables: performance (desempeño) o la capacidad de entregar resultados; y potencial, entendiendo como potencial la capacidad de aprender no solo conocimiento sino también nuevas competencias.

"El futuro de la educación no estaría conectado con enseñar disciplinas sino con enseñar a aprender" expresó.

Mussak asegura que las empresas se están transformando en escuelas”no solo de entrenamiento técnico sino también de temas organizacionales y lo más importante, de competencias humanas, de relacionamiento, comunicación, empatía, capacidad de colaborar, generar y compartir ideas”.

Líderes

Un líder es quien promueve cambios y, según Mussak tiene tres características: “Coraje, porque las personas no quieren cambiar; persistencia, porque no se crea nada nuevo en un instante; y relevancia, que es la calidad de la propuesta”.

También se necesitan algunos atributos para liderar. Primero las competencias, que son específicas.

Hay dos tipos de competencias clásicas: las hard, que son las conectadas al negocio, a la estrategia; y las soft, que son aquellas vinculadas a la capacidad de inspirar personas, capacitar, crear equipos, motivar, lo que llamamos competencias humanas.

El segundo atributo es "la misión", adónde se quiere llegar. La misión del líder es generar conciencia de liderazgo, y no hay que confundirla con la tarea. “El gran trabajo de un líder todos los días es cómo transformar una tarea en una misión” expresó.

El tercer atributo es el "carácter", aquello que hace que respetemos, admiremos, confiemos en alguien. Es la defensa de valores como honestidad, coherencia, coraje, persistencia.

Los valores los aprendemos en casa, en la escuela, en la iglesia, y en el Estado. Pero según Mussak, hay un quinto proveedor de valores que es la empresa. “Hoy es el lugar en el que actualmente más se habla sobre valores, porque valores son también ventajas competitivas. Si no tenemos uno de los tres atributos no estamos frente a un líder” afirmó.






Comentarios

  • Sin comentarios

Dejá tu comentario

logo
Sobre DNegocios

En dnegocios.uy le sumamos valor a las noticias.
Producimos información valiosa, oportuna y entretenida, para que compartas en la oficina o con tus amigos.
Queremos ser fuente de inspiración para que hagas negocios.
Todo en un mismo lugar y gratis.
Nosotros te seguimos... Te animás a seguirnos?

Eventos

No hay eventos para éste mes

Calendario

© 2014 Todos los derechos reservados.