Quieren ganarse la vida vendiendo humo

Quieren ganarse la vida vendiendo humo

16/03/2018

El ahumado es una técnica de cocción milenaria. Consiste en exponer los alimentos al humo producido por ciertas maderas que contienen poca resina. Dependiendo del alimento que se quiera ahumar, puede hacerse en caliente o en frío. Las carnes ahumadas tienen un sabor diferente, y si te gustan ahora tenés una opción de comprar un ahumador artesanal a un precio accesible. Eso sí, tenés que tener un espacio abierto.

Riley Maguire es estadounidense pero vive en Uruguay. Y aunque no es de Texas, donde hay una gran cultura del “barbecue”, sino de San Francisco, tiene buen ojo para el ahumado. Se inspiró en la creciente tendencia del Ugly Drum Smoker, la creación casera de tanques para ahumar alimentos, que tiene miles de seguidores en Estados Unidos.

Riley llegó a Uruguay porque se enamoró de una uruguaya. Mezcló su fascinación por la parrilla nuestra con el barbecue gringo, y salió la idea de hacer ahumadores.

Se alió con dos amigos, Mauricio Fuerte y Manuel Teijeiro, y comenzaron a buscarle la vuelta al emprendimiento. Luego de muchos ensayos y prototipos nació The Smoker Factory, que fabrica ahumadores en los que podés cocinar carnes (rojas y blancas), pescado, vegetales, e incluso pizzas. Con este proceso las carnes resultan más sabrosas y tiernas.

Los ahumadores, que cuestan $ 9.500 funcionan a carbón. El aire caliente se eleva hacia donde se colocan los alimentos y los cocina antes de escapar por varios respiraderos que tiene el tanque en la parte superior. A medida que el humo asciende, ingresa más aire a través de válvulas en la parte inferior. 

La temperatura interior es perfectamente regulable, está directamente relacionada con la cantidad de oxígeno que ingresa, y esto se controla con las válvulas inferiores.

The Smoker Factory llegó a un producto que cumple muy bien su función y no es para nada “ugly”. Al contrario, es lindo, prolijo y super pro, al igual que su página web que acaban de poner operativa.

Los tanques, que tuvieron un uso alimentario se higienizan bien, se pintan y se "curan". La parte del fondo tiene un canasto de metal que no está en contacto directo con la chapa, lo que junto a la pintura resistente a altas temperaturas, contribuye a que dure más.

El tiempo de cocción depende del gusto de cada uno. Para un sabor intenso alcanzan unas tres horas. Cuanta más temperatura tiene la carne menos absorbe el humo, por eso el recipiente dispone de tomas de aire para ir regulando la temperatura. Lo bueno es que se pueden cocinar verduras al mismo tiempo que se hace carne.

“Arrancamos con la idea en diciembre y el primer cliente lo tuvimos en febrero” dice Riley. El feliz comprador fue un compañero suyo y ex chef al que le copó mucho la idea.

Por ahora tienen un solo tamaño (tanques de 200 litros) y podrían incorporar algún otro más pequeño siempre y cuando consigan tanques de uso alimenticio de menor tamaño.

Probablemente, los veas pronto en alguna de las ferias gastronómicas de la ciudad.






Comentarios

  • Sin comentarios

Dejá tu comentario

logo
Sobre DNegocios

En dnegocios.uy le sumamos valor a las noticias.
Producimos información valiosa, oportuna y entretenida, para que compartas en la oficina o con tus amigos.
Queremos ser fuente de inspiración para que hagas negocios.
Todo en un mismo lugar y gratis.
Nosotros te seguimos... Te animás a seguirnos?

Eventos

No hay eventos para éste mes

Calendario

© 2014 Todos los derechos reservados.