De Manhattan al Buceo con el pan bajo el brazo

De Manhattan al Buceo con el pan bajo el brazo

13/03/2018

Daniel Benseñor es uno de los tantos uruguayos que emigró de Uruguay. No por necesidad sino obligado por las circunstancias: a su esposa la trasladaron en la multinacional en la que trabajaba. Una vez en Manhattan, Nueva York, se le despertó la vocación gastronómica. Decidió reinventarse y estudiar en una escuela gastronómica pero para convertirse en chef tenía que invertir unos US$ 50 mil. De pasada, en una clase de panadería, la masa lo flechó.

Hizo un curso súper intensivo (tres meses con clases diarias de 8 horas), el Art of International Bread Baking, donde aprendió a hacer panes de Francia, Italia, Alemania, y tuvo un puesto con un socio en Smorgasburg, una de las ferias de comida callejera más famosas de Brooklyn, algo así como el “Woodstock” de la comida. Luego trabajó en Maison Kayser, una cadena de panaderías que nació en París pero tiene locales en ciudades como Tokio, Seúl, Nueva York y México.

Cuando tuvieron su primer hijo se pusieron a pensar que quizás criarlo en Uruguay sería una mejor alternativa a la frenética Nueva York. A su esposa le apareció la chance de volver y armaron las valijas. Hace un par de años que volvieron.

Ya en Uruguay, tenía claro que su futuro iba a estar en la gastronomía, aunque no estaba definido el rubro. Mientras, empezó a hornear pan en su casa. Al tiempo se mudaron y no tuvo más remedio que armar su panadería a la que antojadizamente le puso La Resistance Boulangerie, “un nombre combativo, para resistir al mal pan” nos acota. Instalarse acá también le implicó adaptarse a la infraestructura disponible y a las harinas, que no tienen nada que ver con las de Estados Unidos. Finalmente, luego de algunas frustraciones, le encontró la vuelta.

En su local ubicado en el Buceo (Ramos esquina Lallemand) atiende cada vez más clientes, fundamentalmente restaurantes, cafés y foodtrucks. Pero para beneplácito de los vecinos y cultores de la buena gastronomía, a partir de marzo empezó a abrir al público los miércoles de 13 a 17.

Con un “me siento en deuda con la gente que siempre nos está apoyando” Daniel justifica la breve apertura semanal, que además coindice con un día de menos trabajo y en el que se hornean casi todas las variedades.

En La Resistence, podés encontrar focaccia, pan de campo, brioche, pan lactal, pan para hamburguesas, incluso personalizados para los distintos locales, ciabattas, y croissants. “Hacemos todo artesanal. Lo que aprendí allá es cómo hacer las cosas artesanalmente pero de forma prolija, ordenada y eficiente” remarca. Hoy trabajan en un solo turno cuatro personas.

Elaboran unas 25 bolsas de harina por semana (unos 500 kilos) y la idea es hacer más. “El fin de semana es cuando más producimos, así que de lunes a jueves tenemos capacidad. La idea a futuro sería tener otro local más grande con venta al público. Por ahora seguiremos los miércoles”. Así que mañana, dejense guiar por el aroma a pan recién horneado. Seguro no se pierden.






Comentarios

  • Sin comentarios

Dejá tu comentario

logo
Sobre DNegocios

En dnegocios.uy le sumamos valor a las noticias.
Producimos información valiosa, oportuna y entretenida, para que compartas en la oficina o con tus amigos.
Queremos ser fuente de inspiración para que hagas negocios.
Todo en un mismo lugar y gratis.
Nosotros te seguimos... Te animás a seguirnos?

Eventos

No hay eventos para éste mes

Calendario

© 2014 Todos los derechos reservados.